Pretendemos abarcar los gustos, las necesidades y el estilo de aprendizaje de cada alumno. 

 

No hacemos el típico examen de nivel; dejamos a los alumnos buscar la clase donde esté más al gusto.

Se puede probar sin compromiso hasta que encuentre su rincón. Algunos quieren un desafío y buscan un nivel más alto; otros quieren ir más suavemente para aumentar de confianza. 

 

Si tocan temas de conversación interesantes o metodologías más a su gusto, sería más probable que el alumno muestre un mayor interés en la clase. Muchas veces el alumno desconoce el gran abanico de posibilidades que hay para aprender un idioma; nuestro objetivo es informarle para que saque su  mayor partido.  

Elaboramos un programa de auto-estudio. Además, ponemos talleres de gramática y preparación de exámenes. 

 

Ojo! La constancia es la clave del aprendizaje de cualquier materia.  Además, si la profesora puede anticipar la presencia del alumno, será más capaz de abarcar sus necesidades.  Para que funcione este sistema flexible, hay que seguir ciertas condiciones, especialmente en lo que implica al auto-estudio o flexibilidad del horario.

 

Por otro lado, un alumno que parte de cero para embarcarse en un programa de principiantes –el caso de aquellos que estudiaron francés en el colegio- tendrán que contar con un sistema más estructurado

y por eso pagan mensualmente.

Si faltan, pueden recuperar con

otro día.  

¿Necesitas preparar un examen?

 

¿Quieres perder la vergüenza, "quitarte el óxido" o actualizar tu oral?

 

¿Necesitas empezar desde cero?

 

¿Tienes un desafío inminente, como una entrevista de trabajo?

 

¿Eres profesor/a y/ o necesitas el B2 o impartes CLIL?

 

Si no ves lo que buscas, contáctanos.